viernes, 11 de julio de 2008

Enigma: La puerta de la Libertad

Un enigma que ayer me envió mi amigo Carlos vía mensaje de texto:

Un extranjero es hecho preso en una habitación que tiene dos puertas, una conduce a la libertad, la otra no...

En cada puerta hay un guardia. Uno es de la Tierra de La Verdad el otro de la Tierra de la mentira. En la Tierra de la verdad todos dicen la verdad siempre. En la Tierra de la Mentira todos mienten siempre...

El extranjero puede hacerles una pregunta, una sola, una...

Si el extranjero desea la libertad ¿ Qué pregunta debe formularles para tener certeza de la puerta que debe escoger para salir ?

4 comentarios:

Dgwein dijo...

"Si yo le pregunto al otro guardia 'por donde salgo?'... ¡¿Qué me responde?"...
Y fácil, me voy por la otra puerta ;-)

roko dijo...

nop... ¿ A cual guardia te refieres ? y por cierto.. ¿ a cual puerta te refieres ? Los guardias no tienen por qué saber que tu quieres la Libertad :-)

Federico dijo...

Uf! creo que no oía ese desde que estaba en la universidad ...

La estrategia es evidente: al preguntar a uno por la respuesta del otro, SIEMPRE se obtendrá la respuesta falsa. En la universidad lo veíamos como una compuerta inversora (el que dice mentiras) con una directa (el que dice verdad), al ponerlas en serie siempre queda inversora (que dice mentiras).

Pero pregunto ¿Cual es la relevancia de que el que está en la cárcel sea extranjero?

Dgwein dijo...

Lo que pasa es que redacté mal la cuestion... es así
Le pregunto a un guardia, cualquiera de ellos, lo siguiente: "Si yo le pregunto al otro guardia 'por donde salgo?'... ¡¿Qué me responde?"...
Y fácil, me voy por la otra puerta ;-)
El de la verdad me va a decir la mentira que el de la mentira me diría, ergo es mentira.
El de la mentira mentiría acerca de la verdad que el de la verdad me diría, ergo es mentira.